¿Es posible tener el Hábito de la Excelencia?

En un artículo anterior explicaba como las buenas rutinas generan hábitos saludables.

Decía que por ejemplo si nos acostumbramos cada día a cepillarnos los dientes después de cada comida, dejara de ser una rutina para convertirse en un hábito saludable.

 

Lo mismo ocurre con el trabajo, sea cual sea tu profesión puede adquirir El Habito de la Excelencia.

 

Desempeña tus tareas habituales como un profesional sin esperar ser controlado, auditado ni vigilado. Haz lo que te apasiona de la mejor manera que puedas.

Si haces siempre lo mejor, si das lo mejor de ti se convertirá en un habito, y sin hacer nada más que trabajar estarás haciéndolo en forma sobresaliente.

 

Control vs Calidad

Los americanos poseen muchas normas, reglas y protocolos para la fabricación de lo que sea. Controlan todas y cada una de las fases de la producción.

 

Los alemanes sin embargo tienen un dicho “La calidad NO se controla, SE FABRICA”.

 

 

En nuestro caso es similar.

 

El trabajo no se controla, se hace bien y punto.

Destácate naturalmente cultivando el hábito de la excelencia.

 

Descubrirás que sin intentarlo siquiera brillaras por sobre tus compañeros que no están habituados a este tipo de habito.

 

No es algo que debas hacer para destacarte y que te reconozcan como el mejor, sino porque hacerlo será parte de tu vida como profesional y persona Si tienes excelentes hábitos laborales también podrás tener la misma calidad como persona a nivel respeto, educación, reglas de urbanidad y demas.

 

Cuando digo que te destacaras por sobre el resto no es para sentir un orgullo desmesurado, sino para que comprendas que haciendo lo correcto siempre, estas un paso adelante del resto.

 

¿Cómo lograr la Excelencia?

Intenta hacer una lista de mini-rutinas que te llevaran a generar estos hábitos.

Si te fuerzas desde el principio a obtener grandes logros lo más probable es que abandones al poco tiempo, con lo cual te propongo mini-tareas diarias que podrás efectuar sin problemas.

 

Ejemplo, en mi caso que soy escritor:

 

  1. Escribir UN párrafo por la mañana y UNO por la tarde
  2. Mandar UN mail a un editor con una propuesta
  3. Escribir UNA página de mi nuevo libro cada día
  4. Postear UN tweet, UN comentario en FB y UNA actualización de G+ diaria.
  5. Tomar media hora para descansar y pasear a mis perros

 

¿Sencillo no?

 

Puedo hacerlo sin problemas, incluso puedo superar fácilmente cualquier punto anterior.

 

Esto lograra que tenga la RESPONSABILIDAD, PERSEVERANCIA y ACTITUD para cumplir estos mini-objetivos diarios.

Incluso al superarlos a nivel psicológico me alimento de bienestar y energías para hacerlo mejor al otro día

 

Por el contrario si me planteo logros altos, quizás no el alcance, me deprima emocionalmente y abandone al poco tiempo sin ningún logro importante.

Inténtalo y cuéntame cómo te va, aguardo tu comentario

 

Gracias