Muchas empresas de outsorcing comercial se especializan en la captación de socios para ONGs, siendo un trabajo especialmente dirigido a jóvenes que buscan sus primeros ingresos con un trabajo que poder alternar con los estudios.

Conseguir socios para una ONG es un trabajo duro pero muy gratificante, ya que a fin de cuentas se está trabajando por una buena causa. Pero, ¿cómo captar socios para una ONG? En este post queremos darte algunas claves al respecto.

Cómo captar socios para una ONG

Las ONG usan diversas estrategias para captar socios, desde impactantes campañas de publicidad en televisión hasta lonas publicitarias gigantes en edificios de las grandes ciudades. Sin embargo, la captación cara a cara sigue siendo una de sus fórmulas preferidas y más exitosas.

Como ya hemos dicho, el perfil del captador suele ser el de alguien joven, en muchos casos estudiantes que encuentran en esta actividad una forma de obtener ingresos para sí o para alguna causa común como financiar un viaje fin de cursos.

Las principales características de un buen captador de socios para una ONG son las siguientes:

  • Sociabilidad: hay que serlo para acercarse a un desconocido e intentar que se haga socio de tu ONG.
  • Simpatía: otro rasgo muy útil para conquistar a la gente. A veces es más efectiva una sonrisa que las palabras.
  • Empatía: los captadores de socios deben ser capaces de ponerse en la piel de otros y de poder transmitir sus emociones.
  • Compromiso: está claro que el captador debe identificarse y comprometerse con los valores de la ONG que representa. De otro modo el trabajo se le haría cuesta arriba.

No hay recetas mágicas para captar socios para una ONG, pero como ya hemos dicho la empatía y simpatía del captador son sus mejores armas. Por supuesto también existen algunos trucos.

Por ejemplo, hay que elegir muy bien la zona dónde colocarse. Por lógica debe ser un lugar por donde pase mucha gente a lo largo del día: una plaza, una gran avenida… Sin embargo, conviene evitar sitios como el metro o las estaciones de autobús. Por norma general, la gente de esos sitios suele tener prisa para llegar a alguna parte y pocas veces se paran.

En cuanto a la mejor forma de abordar a los viandantes, lo mejor es hacerlo de frente, sin sobresaltarles. Una amplia sonrisa es una buena presentación. La frase de entrada ideal podría ser algo del estilo: “Hola, tienes un minuto para hablar de….”. Es importante que la persona tenga la impresión de que sea lo que sea no le va a quitar mucho tiempo.

Por eso mismo no hay que divagar demasiado ni irse por las ramas. A la hora de convencer, está demostrado que los casos particulares son más efectivos que las generalidades. Por ejemplo, es más impactante poner el ejemplo concreto de una niña en riesgo de desnutrición, con su nombre, su imagen y su historia, que decir que miles de niños mueren de hambre en África.

Si acabas de descubrir tu vocación como captador, esperamos que estos consejos sobre cómo captar socios para una ONG te sean de ayuda.