¿Es posible evadir nuestro destino?

destino

La respuesta tiene que ver con la Ley de Atraccion.

Voy a comentar unas meditaciones que lei en el blog de Eliana que me parecieron MUY interesantes.

Primero: si no lo quieres en tu vida, no lo digas.  Cada vez que escribes, dices, piensas “a mi no me da resultados”, es eso exactamente lo que pasa en tu vida. No enuncies, ni escribas aquello que no quieres para tu vida. Y como si fuera poco la palabra escrita tiene un poder especial: está escrito, está declarado. Es un concepto básico.

Entonces NO digas aquello que no quieres tener en tu vida. Al decirlo, lo reafirmas, lo decretas, lo refuerzas. Nuestras palabras tienen representaciones mentales que a la larga terminan tomando su lugar en nuestro mundo físico.

Segundo: Actitud. Este en realidad, debería ser el primer punto. Cada comentario que mencioné arriba lleva implícita una actitud negativa.  De verdad, no pretendas que repitiendo una afirmación tu vida puede cambiar automáticamente cuando a lo largo del día, tus actitudes no son congruentes con lo que afirmas: te quejas, reaccionas mal, estás malhumorado… esas actitudes desatan más y más acontecimientos no favorables en tu linea de vida.

Bien, no hay mucho mas que agregar a los clarísimos comentarios de Eliana, solo reforzar los conceptos que no son nuevos, pero solemos olvidarlos.

Mas alla de NO decir en voz alta aquello que no queremos en nuestra vida, también debemos luchar y no permitir que otros nos digan/tilden con adjetivos o frases de fracaso, enfermedad o dolor.

Es muy común en nuestra vida padecer este tipo de “ataques” por parte de nuestro entorno mas cercano, con frases como “sos un/a inútil, fracasado/a, gordo/a, burro/a” etc, etc, etc.

O peor aun “ es un niño/a débil, enfermo, corto de vista, balablaba” lo cual fija en nuestra temprana infancia paradigmas falsos que nos auto boicotean.

De esta manera “aprendemos” a autodestruirnos con expresiones similares a las siguientes:

“cada vez estoy peor, no me alcanza el dinero para nada, me siento enfermo, estoy mal, no tengo ganas de nada” y asi, reforzando nuestro falso ego y creando un monstruo que nos dominara desde dentro, muy sutilmente.

Por supuesto que el enemigo interior nos dira que “la culpa es de todos los demás”, el mundo conspira contra ti! Pero no es asi, TU atraes lo que manifiestas con tus palabras y actitud, recuérdalo y cámbialo si lo estas haciendo mal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *