La habilidad de ver

ver2

Ver bien es una habilidad que puede ser reforzada sin importar nuestra condición visual actual ni nuestra edad. Sea cual sea nuestro estado actual siempre podemos mejorar.

 

Salvo raras excepciones cuando éramos niños nuestros ojos se encontraban en estado de total libertad y felicidad. Eran libres de mirar a donde querían, exploraban el mundo sin control ni inhibiciones, La espontaneidad natural dominaba la visión. En esos primeros años el ver era un placer, los ojos permanecían relajados, activos, llenos de curiosidad.

Los siguientes años llevaron a nuestros ojos por lugares opuestos, en especial cuando comenzamos la escuela. En aquel momento nuestros ojos se vieron forzados a realizar repetitivamente y por horas tareas limitadas, difíciles y aburridas. No solo eso, sino que además si no cumplíamos con la tarea había también un castigo.

La perdida de la espontaneidad visual, que ocurre cuando ingresamos al sistema escolar es considerada uno de los inevitables efectos secundarios de la civilización moderna. Seria inconcebible en nuestro mundo actual sin obligar a nuestros ojos a trabajar por hora forzándolos para actuar en contra de su tendencia natural, por ejemplo trabajar frente a la computadora durante horas sin tomar los respectivos recaudos.

 

El mirar relajado y sin inhibiciones es parte natural de un sistema visual sano.

 

Usted puede notar rápidamente la diferencia entre una persona sana o que padece alguna afecciones visual. Unos ojos semicerrados, con el seño fruncido contrastan con aquellos de una persona sana los cuales se mueven libremente sin esfuerzos y sin tensiones.

 

Cuando observe algo intente no fijar la mirada en el objeto, no trate de absorber toda la información junta, solo deje pasear a sus ojos alrededor de la figura sin esfuerzo, solo deje que la información llegue hacia usted, no al revés. No intente ver el objeto, deje que el llegue hacia usted.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *