Ley del Ritmo

ritmo

Esta ley declara que TODO está en continua oscilación, de un extremo a otro, sube la marea y baja, fluyendo de un  lado a otro, oscilando para atrás y para adelante, hay buenos momentos y malos, alegrías y tristezas. Nadie está el cien por ciento del día en óptimas condiciones, de otra manera no sería posible detectar el malestar. Por ejemplo, si siempre soy feliz, ¿cómo podría saber cuándo soy infeliz? El pasar de un estado a otro me permite reconocer su antagónico. Al pasar de la tristeza a la felicidad pueda reconocerla y disfrutarla.

La ley del ritmo es universal, podemos verla en la salida y puesta del sol, en las mareas, en las estaciones, en el balanceo entre el consciente y el inconsciente.

Siempre habrá altos y bajos en la vida, nunca estaremos en una posición estable (o siempre mal o siempre bien), en algún momento nuestra situación cambiara hacia el extremo opuesto, es ley.

Puedes observar esta ley en todos tus estados (físico, mental y espiritual), NUNCA estas  completamente bien por un tiempo infinito, SIEMPRE volverás al extremo opuesto, y una vez allí, volverás a empezar el ritmo.

Para aquellos que leen o conocen la Santa Biblia, tenemos en Eclesiastés 7:14 “En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro”, con lo cual tenemos esta ley impuesta desde los comienzos de la humanidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *