Paradigmas Positivos

paradigma1

Ya sabemos que un paradigma es una creencia establecida en nosotros por la repetición de una serie de “verdades” absolutas, indiscutibles, que la transforman en ley. Una vez establecido un paradigma la única forma de eliminarlo es “sobrescribiéndolo” con otro, es decir, reemplazarlo por un paradigma opuesto.

En nuestra cultura occidental es natural abrigar a los niños y jóvenes para cuidarlos de las bajas temperaturas y de posibles enfermedades asociadas al mal clima o al frio. Damos por descontado que si hace tal temperatura hay que usar suéter, si hace menos hay que sumar un saco y así hasta terminar como un oso polar.

Si el niño se enferma, la “culpa” será de que no se abrigo lo suficiente por lo tanto el frio lo enfermo. El paradigma en este caso es “el frio enferma, debes abrigarte, si tomas frio te enfermaras seguro”.

En ciertas culturas orientales, sin embargo, es práctica habitual la meditación, incluso en situaciones que podríamos considerar extremas, casi suicidas.

Es curioso el caso de ciertos artistas marciales que entrenan, desde niño, meditando bajo el chorro helado de una cascada en pleno invierno. Al ser interrogado el maestro acerca de la finalidad de la práctica explico lo siguiente:

“Estos niños están bajo un chorro de agua helada en pleno invierno sin más ropa que sus prendas intimas. Hoy por la noche descansaran luego de una nutritiva cena y mañana volveremos a entrenar. En toda su vida jamás pescaran un resfriado, ¿cómo podrían enfermarse  al llegar a ser adultos fuertes cuando siendo solo unos niños débiles practicaban en la más cruel intemperie?”. En este caso el paradigma es  opuesto al anterior.

Usted se preguntara, ¿Cuál de los dos paradigmas funcionara mejor? La respuesta es obvia, los dos.

Si usted cree que el frio lo enfermara, tenga por seguro que lo hará, por el contrario si aprendió a no temerle al frio y a saber cómo enfrentarse a él ¿Cómo podría este hacerle daño?

Nuestras creencias limitan o expanden nuestro mundo interior y exterior, permitiéndonos salir airosos de situaciones que para otros serían imposibles. Una de esas situaciones es nuestra salud. Según los paradigmas que estén alojados en nuestra mente podremos o no vencer a cualquier enfermedad, incluso no enfermarnos nunca.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *